La Fundación El Futbolista fue creada por Futbolistas Argentinos Agremiados (FAA) el 8 de julio de 1991.
Con la certeza de que la educación es esencial para el desarrollo integral de la sociedad en general, y de los futbolistas en particular, una de las prioridades ha sido –y sigue siendo– facilitarles a nuestros afiliados el acceso a instancias educativas de calidad, que contemplen las particularidades de la práctica profesional, las necesidades y áreas de interés de los futbolistas.
En la década del 80 no era habitual encontrarse con jugadores de fútbol que paralelamente al desarrollo profesional emprendieran otra actividad de orden educativo o laboral. Es probable que para que dicha situación fuese generalizada haya tenido incidencia el hecho de que en la mayoría de las instituciones futbolísticas de aquella época, no era frecuente, que se hiciera hincapié en la formación integral del futbolista.

Generalmente, cuando el futbolista terminaba su carrera deportiva intentaba comenzar con alguna otra actividad laboral, algunas veces ligada al deporte y otras en función de las posibilidades que se le presentaban. No era usual que un futbolista retirado iniciara o retomara estudios secundarios, terciarios, y/o universitarios.
Por eso la Fundación El Futbolista surgió como una posibilidad de aportar contenidos y posibilidades formativas, que incluyeran como prioridad el sueño de ser futbolista profesional, pero aportando también a la construcción general de su identidad personal. En este marco, se incentiva y se ofrecen diferentes oportunidades de acceso a la educación media, superior, terciaria, universitaria y educación no formal, para el desarrollo de actividades alternativas y complementarias a la práctica profesional del fútbol.